La SBT Responde

¿Cuáles fueron las fuentes textuales de la Biblia Reina Valera original?

Artículo original: “Fuentes textuales de la Biblia Reina Valera y el trabajo de revisión de la Sociedad Bíblica Trinitaria”
Por Alejandro David Riff – Representante SBT en Argentina

En esta oportunidad, vamos a explicar en forma más exhaustiva en que consistió la revisión textual del Nuevo Testamento Reina Valera SBT. En ocasiones anteriores hemos expresado que la RV1909 posee algunos problemas textuales que no se ajustan al Texto Griego Recibido del Nuevo Testamento, conocido también bajo el nombre en latín de Textus Receptus.

Si bien estos problemas no son muchos, no obstante es imprescindible corregirlos para un mayor apego a los textos originales, siguiendo la norma de fidelidad textual.
En muchos casos, las revisiones posteriores a la original RV1602 no han seguido la tradición textual de la misma, sino que en algunos lugares del Nuevo Testamento se han apartado. Aquí viene la singular tarea de revertir estas pequeñas desviaciones, por lo cual tenemos que tener en claro cuáles eran aquellas bases textuales que Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera disponían en su momento.

Al referirnos al Textus Receptus, vale aquí formular una serie de preguntas que tuvimos que hacernos antes de encarar el trabajo de revisión: ¿Qué edición del Texto Recibido Griego utilizaremos? ¿Cuáles de estas ediciones eran contemporáneas de Reina y Valera? Por eso compartimos con el lector cuáles son estos criterios, y explicamos un poco más acerca de lo que en sí mismas son las ediciones del Textus Receptus.

EL TEXTUS RECEPTUS Y SUS DIFERENTES EDICIONES

Textus Receptus o Texto Recibido es el nombre que reciben aquellas ediciones del texto griego del Nuevo Testamento, que en su mayoría se compilaron en la época de la Reforma del siglo XVI. Existen más de 5.000 manuscritos griegos del Nuevo Testamento, y casi todos ellos apoyan la lectura del Textus Receptus. Algunos de estos manuscritos disponibles en el tiempo de la Reforma fueron la base textual que utilizaron algunos eruditos para desarrollar sus diferentes ediciones griegas (para saber más de este tema recomendamos leer el libro: Lo que el cristiano actual necesita saber sobre el Nuevo Testamento griego de nuestro sitio web). En la siguiente recta histórica representamos solo algunos de los nombres más conocidos de aquellos eruditos que elaboraron ediciones del Texto Recibido Griego.

Podemos decir que desde la Políglota Complutense de 1514 hasta la quinta edición de Teodoro de Beza de 1598, comprenden aquellas ediciones del Texto Recibido Griego que eran contemporáneas a la traducción que hizo Casiodoro de Reina en 1569 y la posterior revisión de Cipriano de Valera del año 1602. Vemos, por lo tanto, en la recta histórica, dos ediciones posteriores a 1602 que son las de los hermanos Elzevir (1624- 1633) y la última la de F. H. A. Scrivener en las décadas de 1870 y 1880. Podemos concluir, por lo tanto, que estas dos ediciones (dadas las fechas en que se generaron), no pudieron ser fuentes consultadas por Reina y Valera.


EL TEXTO DE SCRIVENER

Muchos de los lectores de nuestro sitio web nos consultan acerca de si estamos corrigiendo la Reina Valera con el texto griego de Scrivener. La respuesta sencilla es: -No, no estamos corrigiendo la Reina Valera con Scrivener, sino con ediciones del Texto Recibido contemporáneas a Reina y Valera (como se explicó).
¿Cuál es el valor del texto griego de Scrivener? (se preguntará alguno).
Sabemos que este texto en una edición del Textus Receptus que subyace a la versión inglesa conocida como la King James Version o la Versión Autorizada. Este es el texto de norma que imprime la Sociedad Bíblica Trinitaria, el cual sirve en forma válida para lo siguiente:

  • Para que alumnos estudien el Texto Griego del Nuevo Testamento (ya que lamentablemente en la mayoría de las librerías de América Latina sólo se encuentra el Texto Crítico en las ediciones de Nestlé-Aland).
  • Un texto que puede servir de base para nuevas traducciones en lenguas que no poseen la Biblia o parte de ella.
  • Un texto de interconsulta (ya que es la edición más reciente del TR griego). 
Pero la gran pregunta que surge de nuestro tema en cuestión es:
-¿Es un texto apropiado para corregir la Biblia Reina Valera, cuya edición original es en 1602? 
La respuesta de por qué no lo es, es simplemente porque:
  • Es un texto posterior a la época de Reina y Valera.
  • La Reina Valera, al igual que la versión inglesa, en cuanto a su traducción, 
también se ha valido de varios textos griegos que parten de diversas ediciones 
del Texto Recibido.
  • Creemos que estas ediciones son, a los ojos de Dios, igualmente válidas como 
textos representativos de la transmisión textual de su Santa Palabra, en este caso del Nuevo Testamento. 
Nos detenemos aquí para hacer una aclaración muy importante, de carácter doctrinal. Como lo expresa en sus fundamentos, la Sociedad Bíblica Trinitaria cree en la inspiración verbal y plenaria de las Sagradas Escrituras, su infalibilidad, así como su preservación a través del tiempo (Isaías 40:8). 
En cuanto al Nuevo Testamento, creemos que el texto griego en el cual se preserva es la llamada familia que corresponde al Textus Receptus o Texto Recibido.
Por alguna razón, Dios permitió a los hombres que, de acuerdo a esa familia de manuscritos, hicieran varias ediciones según su autor. Las diferencias que hay entre una y otras son mínimas, ya que todos parten de una misma tradición textual.

Cada idioma tiene que tener su versión de la Biblia que parta de los originales (no podríamos corregir la Biblia en español con una versión inglesa, por ejemplo, pues no es lo correcto), y en el caso de la Reina-Valera, tiene sus propias fuentes textuales, donde en nuestro trabajo de revisión hemos visto que toma no sólo de una edición del Texto Recibido, sino de varias.

¿Tendríamos que “canonizar” una edición del Texto Recibido Griego en especial de un autor en particular? Creemos que no, pues Dios no comparte su gloria con los hombres. Dios no levantó un solo hombre y una sola edición del Textus Receptus, pues la historia nos demuestra que hubo varios eruditos en este trabajo.

En la era de la Reforma, donde salieron la principales ediciones del Texto Recibido (y sus traducciones a diferentes lenguas), fueran hechas sólo para la gloria de Dios, y para que Su Palabra corra y sea glorificada (2da Tesalonicences 3:1).
En ese momento crucial de la historia del cristianismo, donde hubo un gran impulso de traducciones de la Biblia en diversos idiomas, las mismas fueron posibles gracias a estas diferentes ediciones del Textus Receptus. Por lo tanto, podemos decir que:

Revisar la Reina Valera con las ediciones del texto griego de su época es preservar la identidad de la Reina Valera.

EDICIONES DEL TEXTO RECIBIDO DE LA ÉPOCA DE REINA-VALERA

Podemos decir que las cuatro ediciones principales son: a) La Políglota Complutense, b) Erasmo, c) Estienne, d) Beza. Hemos visto que de las cuatro mencionadas, las dos primeras son muy coincidentes con el trabajo de Reina y Valera, aunque se tienen en cuenta las otras dos también, ya que son igualmente contemporáneas a la fecha del proceso de traducción/revisión de la original Biblia hispana.


POLÍGLOTA COMPLUTENSE

Fue el primer texto bíblico en lenguas originales hecho en imprenta.

En las escuelas públicas se les enseña a los niños el hecho histórico que significó la invención de la imprenta alrededor del 1450. Por eso todos sabemos que la Biblia fue el primer libro (entero) impreso con letra de molde.

Esta primera Biblia impresa era la versión en latín de Jerónimo conocida comúnmente como la Vulgata. Lo que muy pocos se preguntan es: ¿Cuál fue la primera Biblia impresa en sus idiomas originales? (Es decir, con caracteres hebreos, arameos y griegos.) Esta primera impresión fue nada menos que la Biblia denominada la Políglota Complutense.

En el año 1502, en España, el cardenal Cisneros adquirió varios manuscritos bíblicos, y con la intención de fomentar el estudio y lectura de las Escrituras convocó a varios lingüistas expertos en hebreo, arameo, griego y latín, para trabajar sobre el proyecto de hacer una Biblia plurilingüe o políglota.

La ciudad del Alcalá de Henares fue la cuna donde nacería esta Biblia. El nombre latino antiguo de la ciudad era “Complutum”; de ahí que el nombre de esta edición sea “Políglota Complutense”.
 La edición se compone de seis tomos, ordenados de la siguiente manera:

4 tomos: Antiguo Testamento
1 tomo: Nuevo Testamento
1 tomo: Diccionario hebreo y arameo, interpretaciones de los nombres hebreos, arameos y griegos, una gramática hebrea y un índice latino para el diccionario.

Los participantes en este trabajo fueron:
Idioma hebreo y arameo: Alfonso de Alcalá, Pablo Coronel y Alfonso de Zamora. Idioma griego: Demetrio Ducas y Hernán Núñez. En latín estuvo Antonio de Nebrija en la corrección de la Vulgata. Los trabajos estuvieron bajo la dirección de Diego López de Zúñiga. Si bien para 1514 ya estaba terminado el Nuevo Testamento, el mismo no tuvo circulación por prohibición de la iglesia católica. Por eso pareciera que el texto griego de Erasmo de Rotterdam de 1516 fuera el primer texto bíblico en lengua original, pero técnicamente este mérito corresponde a la Políglota Complutense.

En nuestro trabajo de revisión, hemos visto que varios textos de la Reina Valera 1602 no coinciden con ninguna de las diferentes ediciones del Texto Recibido a excepción de la Políglota Complutense, por lo que confirma que fue utilizada como base de consulta.


TEXTO DE ERASMO DE ROTTERDAM
5 ediciones: 1516-1519-1522-1527-1535

Como dijimos, si bien la primera edición del NT Griego de Erasmo de 1516 fue impresa dos años posterior a la Políglota Complutense, no obstante gozó del poder de circulación (por eso muchos la consideran como el primer NT griego realizado en imprenta). La segunda edición de 1519 fue la que utilizó Martín Lutero para su traducción al idioma alemán, que fue un hito para el impulso de la Reforma. La personalidad de Erasmo encierra muchas dudas y especulaciones históricas. Por un lado fue disconforme con la iglesia católica en cuanto a su “oscurantismo” (como lo definía) al no permitir la libre traducción y difusión de las Escrituras (entre otras cosas), y por otro lado fue alejado de la Reforma y contrapuesto a la teología luterana. Se define como una personalidad independiente y humanista. Aunque fue profesor de teología, muchos cuestionan sus convicciones cristianas. No es nuestra intención ocuparnos de su biografía. Sólo mencionamos que la tercera edición fue, digamos, la más popular en difusión. En la misma incluye el versículo trinitario de 1ra Juan 5:7 conocida como el “Comma Johanneum” (que no estaba en sus primeras dos ediciones). Sus primeros manuscritos disponibles no contenían este versículo, pero luego consiguió otro que sí lo tenía. La crítica textual en forma tendenciosa dice que a Erasmo “le falsificaron” un texto griego incluyendo este supuesto pasaje “apócrifo”. Es difícil creer que de una persona culta como Erasmo, le fabricaran un manuscrito escrito a mano haciéndole suponer que era antiguo. Su ojo clínico hubiese identificado la caligrafía, el tipo de papel, y la tinta, para darse cuenta si era un manuscrito del siglo X o del reciente siglo XVI. No obstante, que él cuestionara con una nota marginal su autenticidad no significa que se deba a las causas descriptas. Toda las versiones de la era de la Reforma (incluso posteriormente la de Lutero) y otras posteriores ediciones del Texto Recibido, contienen 1ra Juan 5:7 como un texto auténtico y por lo tanto autoritativo.

Las ediciones de Erasmo se caracterizan por tener el texto griego en una columna izquierda y el texto en latín a la derecha. Cabe destacar que este texto en latín no se trata de la Vulgata de Jerónimo, sino de una nueva traducción hecha por el mismo Erasmo a partir del griego.

Reina y Valera, utilizaron las ediciones de Erasmo como consulta del texto griego del Nuevo Testamento.

A continuación, damos un ejemplo de cómo la Reina-Valera 1602 sigue a la tercera edición de Erasmo en un texto, donde ediciones posteriores del Texto Recibido (como ser Scrivener) difieren.

En el Evangelio de Juan publicado recientemente por la Sociedad, encontramos en el capítulo 14 versículo 28 la frase: “porque el Padre es mayor que yo”.

Si tenemos en cuenta la edición de Scrivener, tendríamos que poner “porque mi Padre es mayor que yo”, ya que se encuentra en griego la palabra “mou” después de “pater”: SCR: οτι ο πατηρ μου μειζων μου εστιν

Pero si vamos a la tercera edición de Erasmo, vemos la ausencia del posesivo “mou”, y nos encontramos solamente con la frase “el Padre”.

Si bien en otras instancias del Evangelio de Juan donde la Reina Valera 1909 tenía “el Padre” y la RV1602 tenía como el Texto Recibido subyacente de su época: “mi Padre”, se hizo el cambio correctamente (Ej: Juan 8:28).

Este ejemplo nos sirve para mostrar cómo la RV1602 debería ser cotejada con una edición del Texto Recibido de su época. En este caso la variante coincide con la tercera de Erasmo, pero igualmente hubieran podido ser la Políglota Complutense o las ediciones de Estienne o Beza que veremos a continuación.

Otras dos ediciones del Textus Receptus contemporáneas de Reina y Valera

ROBERT ESTIENNE

(París, 1503 – Ginebra, 7 de septiembre de 1559) fue un impresor y humanista francés.

Conocido como “Stephanus”, fue quien publicó un NT griego, (y también toda la Biblia en Latín), con la división de la Biblia en versículos. Esto fue en su cuarta edición, en 1551. Dichas numeraciones figuraban al margen del texto bíblico.

TEODORO DE BEZA

Théodore de Bèze (Vézelay, 1519 – Ginebra, 1605), fue humanista y teólogo calvinista francés.
No fue sino hasta 1565 que Teodoro de Beza inscribe la numeración de versículos, en el interior del texto. Su quinta edición del texto griego del NT fue en 1598.

CONCLUSIÓN

En estas breves líneas, queríamos dejar en claro cuáles seguramente eran la fuentes textuales consultadas para revisar la RV1909. Desde 1602 la Reina Valera ha sufrido algunos cambios en sus diferentes revisiones. Estos cambios se deben a que muchas veces se consultaron fuentes textuales diferentes, y en algunos casos de la RV1909 hay variantes que no coinciden con ninguna edición del Texto Recibido, sino lamentablemente con el Texto Crítico. Dada la necesidad de una revisión lingüística, también nos enfocamos en la parte textual para corregir cualquier desviación (por más pequeña que sea) hacia el Texto Crítico, para volverla a la RV1602 y cotejar todo con las fuentes textuales del Texto Recibido mencionadas. Con mucha reverencia y temor de Dios reconocemos que la Reina Valera 1909 ha sido una Biblia fiel, utilizada en la historia del pueblo cristiano hispano; no obstante, se puede siempre mejorar una revisión para que se corresponda más particularmente a los textos originales y al trabajo de sus iniciadores.

Podemos decir que nuestra revisión (RV-SBT) tiene como exponente principal, no solamente la fidelidad textual, sino también la preservación de la identidad como tal, de nuestra amada versión Reina Valera.

 Si alguno me ama mi palabra guardará  (Juan 14:23)

A %d blogueros les gusta esto: