Devocionales

¡MANIFIESTA A CRISTO!

Sabéis que él se manifestó para quitar nuestros pecados 1 Jn. 3.5

Hay mucha gente que piensa acerca de Jesucristo como un personaje más en la historia. Muchos lo ven como un maestro sabio o como el fundador de una religión, entre tantos otros. Están ciegos en cuanto a la persona del Salvador. Pero Juan nos habla de una manifestación y utiliza este término varias veces en sus cartas. Trata de mostrar que es el mismo Dios manifestado en carne, como también Pablo lo menciona en 1 Tim. 3.16.

Ahora, esta manifestación del Hijo de Dios no todo el mundo la conoce, sino aquellos a los cuales le han sido perdonados los pecados. Solo los creyentes renacidos podemos entender que Él se manifestó para quitar nuestros pecados. El mismo Juan reafirma este concepto en su evangelio en el capítulo 17, versículo 6, diciendo: “He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste”.

¿Cómo no estar agradecidos a Dios por esta gloriosa manifestación? ¿Cómo no gozarnos de que Cristo haya quitado nuestros pecados por medio de Su muerte en la cruz? El asunto eterno de nuestra alma está resuelto porque Él, en Su gracia, se manifestó a nosotros.

Como cristianos tenemos el deber de llevar el Evangelio a este mundo de oscuridad y caos. Porque en esa oscuridad habrá muchos a los que se le manifestará la luz de Cristo a través de la predicación de la Palabra de Dios. ¡Ve y manifiéstales quién es Jesús!

A %d blogueros les gusta esto: